Un pinchazo cuando eran líderes deja sin opciones de victoria a Fuster-Aviñó con el Fiesta R5 de RMC Motorsport

news0

Verdadera mala fortuna la sufrida por Miguel Fuster y Nacho Aviñó en el rallye de Ferrol, sexta prueba del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto que se ha disputado a lo largo de los días 22 y 23 de agosto. Al volante del Fiesta R5 de RMC Motorsport, el piloto levantino lideraba la prueba a falta de sólo dos tramos, después de protagonizar una espectacular remontada para recuperar el tiempo perdido debido a un toque en la segunda especial del viernes. Desafortunadamente, una de las numerosas piedras sueltas, tan habituales en los duros tramos ferrolanos, se metía entre la llanta y la pinza del freno, provocando un pinchazo que le impedía defender la primera plaza en el último bucle, teniendo que conformarse finalmente con la tercera posición.

El ralye se iniciaba en la tarde del viernes con la disputa de tres especiales que deparaban sensaciones y resultados muy dispares para los coches de RMC. En la primera, Fuster-Aviñó lograban el scratch con el Fiesta R5 mientras que Senra-Vázquez sufrían problemas de caja de cambios en su Citroen C2 R2, que les obligaban a retirarse en el siguiente enlace, y Otero-Rodríguez también decían adios a la prueba a causa de una avería en la bomba de gasolina de su EVO X R4.

El segundo tramo, el largo y complicado Irixoa-Vilarmaior, con más de treinta kilómetros de longitud, suponía dos nuevos sobresaltos para el equipo de Roberto Méndez al tener un toque Fuster en la trasera de su R5, a resultas del cual pinchaba un neumático y se doblaba un trapecio de la suspensión, y completarlo Surhayén Pernía con un palier roto en su Mitsubishi. Ello hacía que la pasada final por Monfero fuese especialmente dura para ambos, logrando al menos Fuster no perder demasiado tiempo para completar la etapa en la segunda posición de la general, a 23.6 segundos del liderato. Mucho peor le iban las cosas a Pernía, que pinchaba, cedía más de seis minutos y aunque llegaba a la meta lo hacía en posición muy retrasada, optando por no seguir en competición al día siguiente ante la imposibilidad de optar a un buen resultado.

El sábado eran seis las especiales a disputar, y desde la primera de la mañana Fuster salía a por todas, marcando cuatro scratchs consecutivos que le permitían recuperar todo el tiempo perdido el día anterior y alcanzar el liderato a falta del último bucle. Sin embargo, un pinchazo en el penúltimo tramo le costaba al piloto levantino casi cuatro minutos y le dejaba sin opción alguna de pelear por una victoria que estaba a su alcance, viéndose relegado a la tercera. Un deselenace amargo y muy injusto para piloto, copiloto y equipo después del magnífico trabajo realizado a lo largo de todo el rallye.

El siguiente coche de RMC en la meta de Ferrol era el EVO X R4 de Jaime Castro y Mónica Alvarez, que iban a más a medida que avanzaba la prueba y se adaptaban al comportamiento y prestaciones del potente Mitsubishi de RMC. El piloto gallego acababa segundo de la EVO CUP y en el puesto trece de la general, recuperando posiciones de forma continúa durante la jornada del sábado después de haber concluido en el puesto ventinueve la etapa del viernes.

También alcanzaba la meta final de Ferrol el Mitsubishi EVO X de Edgar Vigo y Fátima Ameneiro, que terminaban segundos del grupo N después de un rallye en el que se sobreponían a todos los inconvenientes que les iban sucediendo durante el recorrido. El viernes, el orden de salida, que les situaba justo tras el Suzuki S1600 del ex-futbolista Santi Cañizares, les costaba bastante tiempo, ya que lo alcanzaban en dos de las tres especiales. El sábado, un pinchazo en el primer tramo de la mañana les hacía ceder mucho terreno, sufriendo después un espectacular trompo en quinta velocidad que se saldaba sin daños para, casi a continuación, tener una rotura de palier al salir de uno de los numerosos cruces del tramo de Ferreira. Aun así, una vez reparado el coche en la asistencia, conseguían seguir en carrera y completar el rallye, clasificándose segundos del grupo N y terceros de la Mitsubishi EVO Cup.

No resultaba tan positivo el debut con el EVO X grupo N del asturiano David Guardado, a quien copilotaba el madrileño Daniel Del Rincón. El joven piloto de la Beca RMC acusaba la lógica falta de experiencia con un vehículo tan diferente del Fiesta R2 que pilota habitualmente, teniendo problemas de adaptación al manejo del cambio que acababan provocando una avería de la tercera velocidad que le hacía optar por el abandono después de la primera asistencia del sábado, no sin antes haber marcado algunos cronos de buen nivel en su estreno con el Mitsubishi.

En conjunto, el rallye ferrolano hacía honor a su fama de prueba dura, difícil e impredecible, con la mala suerte para RMC del pinchazo sufrido por Fuster que le apartaba de la lucha por un triunfo que se había merecido por el magnífico ritmo mostrado a lo largo de toda la prueba con el Fiesta R5, cuyo rendimiento volvía a ser óptimo durante toda la prueba.

RESUMEN DEL RALLYE EN CIFRAS:
KILÓMETROS CRONOMETRADOS: 185,260 Kms
PRUEBAS ESPECIALES: 9
TRAMOS DISTINTOS: 5
PARTICIPANTES CAMPEONATO DE ESPAÑA: INSCRITOS 56, CLASIFICADOS 34

RESULTADOS EQUIPOS RMC MOTORSPORT

2 SURHAYÉN PERNÍA-CARLOS DEL BARRIO (MITSUBISHI EVO X R4) Abandono tras tc3 (pinchazo)

3 MIGUEL FUSTER-NACHO AVIÑÓ (FORD FIESTA R5) 3º scratch

10 ALBERTO OTERO-ALBERTO RODRÍGUEZ (MITSUBISHI EVO X R4) Abandono tras tc1 (bomba de gasolina)

11 JAIME CASTRO-MÓNICA ALVAREZ (MITSUBISHI EVO X R4) 12º scratch, 2º EVO CUP

14 EDGAR VIGO-FÁTIMA AMENEIRO(MITSUBISHI EVO X) 13º scratch, 2º grupo N, 3º EVO CUP

15 DAVID GUARDADO-DANIEL DEL RINCÓN (MITSUBISHI EVO X) Abandono tras tc5 (cambio)

16 VÍCTOR SENRA-DAVID VÁZQUEZ (CITROEN C2 R2) Abandono tras tc1 (cambio)